Entrevista
 

ENTREVISTA A JUAN JOSÉ CARBÓ GATIGNOL “CARBÓ”

José María Varona “Ché”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Juan J. Carbó nació en Sueca (Valencia) en 1927 y desde su más tierna infancia demostró gran interés por las bellas artes; interés que se vio incrementado en la Escuela local de su pueblo de la mano de su profesor de dibujo y pintor Don Alfredo Caros, del cual recibió clases hasta el año 1939, en que (recién acabada la guerra civil), él y su familia se trasladaron a Valencia.

Una vez en dicha ciudad, siguió con sus clases de dibujo, pero como tenía que trabajar, solo pudo asistir a las de tarde y a las nocturnas, que se impartían por libre en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos.

No es hasta el año 1949 en que empieza a trabajar para la Editorial Gong de Valencia que editaba una revista para chavales llamada “CUBILETE” (en la que dio vida a su personaje Don Homobono), que era una publicación que se vendía muy bien pero que pasado el tiempo, y sin saber por qué, dejó de salir. Allí tuvo como compañeros a notables dibujantes de la talla de Frejo, José Luis Macías, Alberto Peris (el de Cantinflas) y otros, que a posteriori, coincidieron con él en la Editorial Valenciana.

En el año 1950 se va a la “mili” y estando allá y animado por un compañero, empieza a colaborar con la Editorial Valenciana en el semanario “JAIMITO”. Más tarde aparece “PUMBY” a cuya plantilla se incorpora con su personaje Ivanchito. Durante los años 70 realiza dibujos de portada de las citadas revistas.

En la Editorial Valenciana se convierte en uno de los dibujantes fundamentales, el cual junto a un grupo de profesionales, allá por los años 50, consolidó la que ha sido llamada Escuela Valenciana. Para dicha empresa también confeccionó páginas (de cuyo texto y dibujo era autor), que con un fin didáctico hablaban de circulación, deportes, personajes célebres, noticias y amenidades en general. Se dijo de él que su estilo era simple y conciso, su narrativa fluida y su trazo muy seguro.

Aparte de sus trabajos en la Valenciana, Juan José Carbó colaboró en la revista “PULGARCITO” de la Editorial Bruguera de Barcelona, en la revista fallera “EL COET”, en el suplemento “PIPA” del Diario de Valencia y en la revista para adultos “RESESO”.

A pesar del tiempo pasado, Carbó no se ha desvinculado del mundo del tebeo, de ahí que participara en la magna exposición TEBEOSPAIN celebrada tiempo atrás en la Biblioteca Nacional de San Miguel de los Reyes de Valencia, organizada por la Asociación de Autores de Cómic de España (AACE) a la que se incorporó en su día y a cuyas reuniones asiste asiduamente.

Juan José Carbó mantuvo su profesión de dibujante que simultaneó con su trabajo de funcionario de la Seguridad de Valencia que ejerció durante 48 años (entró a los 17 y salió a los 65).

Recientemente la Universidad de Alicante le concedió, junto al dibujante gallego Xaquín Marín, el premio NOTARIO DE HUMOR uno de los más apreciados en el mundo del humor gráfico

Cada jueves, los miembros y simpatizantes de la AACE nos reunimos en Valencia, lo que aprovecho (tal como he hecho con otros compañeros) para hacerle la siguiente entrevista.

1) - Amigo Carbó, naciste en Sueca en 1927… ¿en qué fecha?

- Nací el día de San José de ese año; o sea un 19 de Marzo.

2) - ¿Desde cuándo tu afición al dibujo?

- Desde que era muy pequeño; siempre he tenido la impresión de que me gustaba dibujar, y para afianzarme en ello tuve a mi lado a mi profesor de dibujo Don Alfredo Claros, un pintor que entendía su trabajo y que por ello alcanzó notoriedad.

3) - ¿Cuándo inicias tu andadura como profesional?

- En 1939 toda la familia nos trasladamos a Valencia. Allí continué con mis estudios de dibujo en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos, pero como tenía que trabajar, solo asistía a las clases, por libre, vespertinas y a las nocturnas y no es hasta el año 1949 en que inicio mi colaboración con la revista “CUBILETE” de la Editorial GONG de Valencia, en donde creo el personaje Homobono y en donde permanecí hasta su cierre que se produce sin saber por qué, ya que dicha revista, que tenía una plantilla estupenda, se vendía muy bien. El tiempo que pasé por allí fue muy positivo debido a que estuve rodeado de excelentes profesionales: Frejo, José Luis Macías, Alberto Peris y algunos otros con los que volví a coincidir en mi etapa de la Editorial Valenciana.

4) - ¿En que año entras a colaborar con la Editorial Valenciana?

- En 1950 estando yo en la “mili” y animado por Alamar un dibujante amigo, me presenté en la citada Editorial con una serie de trabajos que revisó Soriano Izquierdo (en aquel entonces, el alma máter de todo aquello) y que aceptó de inmediato, por lo que me puse a trabajar con ellos sin más. Mis personajes fueron Robustiano Fortachón y El Penado 113. Más tarde cuando apareció “PUMBY” también hice cosas en esa publicación para la que creé el personaje Ivanchito. Pasado el tiempo, confeccioné portadas para esas dos revistas. Dibujé con ellos de forma ininterrumpida hasta el cierre de la Editorial.

5) - Háblame de esas páginas de divulgación que realizaste igualmente para la Valenciana ¿en que consistía ese trabajo?

- Eran páginas de cuyo texto y dibujo yo me encargaba y que se publicaban en “JAIMITO”, en las que aparecían normas de circulación, biografías de personajes célebres, noticias, amenidades en general e información de tipo deportivo. Era algo que gustaba por lo que me especialicé en el tema.

6) - Aparte de la Editorial Valenciana ¿dibujaste para alguna otra editorial española?

- Si, lo hice para la Editorial Bruguera de Barcelona, exactamente para la revista “PULGARCITO”. El personaje por el que fui conocido allá fue Plácido Guerra.

7) - ¿En que otras publicaciones colaboraste?

- En los años 80 en el suplemento “PIPA” del periódico EL Diario de Valencia. Igualmente en la revista para adultos “RESESO” de la Editorial Maga y también, durante algunos años, hice dibujos para la revista fallera “EL COET”.

8) - Sabes que el asunto del cierre de la Editorial Valenciana trajo mucha polémica ¿Hasta que punto tú te implicaste en ello?

- Hasta cierto punto solo, por que a todos nos afectó dicho cierre, pero mi caso era distinto al de otros, ya que era funcionario que trabajaba en la Seguridad Social y que tenía en el dibujo una profesión complementaría de la que obtenía unos ingresos aparte; algo distinto al de otros compañeros para los que el dibujo era toda su vida.

9) - ¿Qué hiciste a posteriori?

- Como algunos otros; mantener viva la llama, colaborando de forma esporádica en determinadas publicaciones. Muchas de las veces sin ánimo de lucro. Pasado el tiempo surgió la Asociación de Autores de Cómic (AACE) con la que me relacioné de inmediato, lo que me permitió participar en la exposición TEBEOSPAIN que tanto éxito tuvo y que propició el que pudiera reunirme de nuevo con antiguos compañeros y también con los jóvenes valores (de todo ello hay en la citada asociación), lo cual me resultó muy grato.

10) – Recientemente la Universidad de Alicante te ha concedido el premio NOTARIO DE HUMOR ¿qué ha significado este hecho para ti?

- Algo grande que me produjo una gran satisfacción. Luego cuando fui a recogerlo a Alicante, me sentí muy arropado por un montón de amigos y colegas, y también, por las autoridades académicas que me entregaron el premio y me colocaron la correspondiente beca. Al hablar con el vicerrector Sr. Pradells me comunicó que conocía perfectamente mis dibujos que recordaba con mucho cariño. Realmente después de cosas así, uno se siente valorado viendo como un montón de años de profesional, no han quedado en el anonimato.

11) – Te has incorporado a la Asociación Internacional de dibujantes FECO y también a la AACE ¿a estas alturas, qué es lo que puede aportar ello a tu vida?

- En lo material poco, pero me satisface el encontrarme de cuando en cuando con los antiguos compañeros que por fortuna aún quedan; también con los profesionales jóvenes que me ayudan a comprender como vive y se desarrolla el mundillo del dibujo actual.

Dicho esto, nos despedimos diciéndonos ¡hasta la vista! lo que equivale a decir ¡hasta el próximo jueves! en que por fortuna volveremos de nuevo a vernos en el lugar habitual de reunión. Por fortuna Juan José Carbó Gatignol “Carbó”, a pesar de sus años, posee una excelente salud y el suficiente ánimo para participar en las reuniones y en todas aquellas discusiones que en ellas puedan tener lugar.

José María Varona “Ché” - Abril de 2006

© 2006 de Jose Maria Varona por el presente articulo.